¿Cómo castigar a un niño que se porta mal?

¿Cómo castigar a un niño que se porta mal?

¿Cómo castigar a mi hijo sin pegarle?

¿Cómo castigar a un niño que se porta mal?

Castigar a un niño que se porta mal, especialmente si es obstinado o grande, puede ser bastante difícil. La educación impartida a los niños enseña no solo a discernir entre conductas aceptables e inaceptables, sino también a cómo reaccionar en situaciones hostiles una vez que se vuelven adultos.

Si reaccionas al comportamiento negativo al discutir racionalmente y buscar una solución al problema, tus hijos aprenderán a hacer lo mismo, ya que están más inclinados a asimilar más comportamientos que palabras.

Casi todos los expertos coinciden en que la parte más importante de la educación infantil es garantizar una sensación de seguridad y amor, y argumentan que los refuerzos positivos son más efectivos que el castigo y comparto esta opinión.

¿Cómo castigar a mi hijo sin pegarle?

Lo dividiremos en tres partes:

PARTE 1 Hacer que el niño esté al tanto de los comportamientos incorrectos

Aprende a decir “no” a tu hijo.

¿Cómo castigar a un niño que se porta mal?

 Actúa tan pronto como identifiques el comportamiento incorrecto en el niño y llama su atención sobre lo que ha hecho.
 Es importante explicar por qué su actitud no es aceptable, y que él entienda la razón por la que lo regañan. De esta manera, le enseñarás que sus acciones tienen consecuencias.
  • Quédate quieto, pero no grites. Si lloras para comunicar tu estado de ánimo, el niño aprenderá a hacer lo mismo.
  • Mantén la calma y actúa de inmediato, sin ser [email protected] por la ira.
  • Habla claramente y establece un contacto visual.
  • Ya sea un niño pequeño o un poco mayor, baja a su altura cuando hablas con él.
  • Dale una explicación, si es lo suficientemente mayor para entender, usa su sensibilidad y concéntrate en explicar  cómo su comportamiento afecta a los demás, arriesgándose al daño. Si tiene entre 10 y 12 años, habla sobre las repercusiones que sus acciones o decisiones podrían tener a mayor escala.

Retira a tu hijo de las situaciones en las que tiene dificultades.

Si el niño se comporta mal, se enoja, pierde la paciencia o molesta, sal con él, llévalo a un lugar tranquilo para conversar sobre cómo se siente o qué acaba de lograr y explícale cómo puede mejorar su comportamiento en el futuro.

Recuerda que los niños no siempre saben cómo expresarse correctamente, por lo que en algunos casos, el castigo no es la mejor manera de enseñar educación,(aunque a veces nos mordamos los labios)

  • Anima al niño y asegúrate de estar allí para apoyarlo.
  • Dile a tu hijo que lo amas.
  • Tranquillizalo diciéndole que lo entiendes.
  • En estos casos, un niño pequeño reacciona mejor al mimo y la cercanía física, ya que se siente más seguro y amado.
  • Un niño mayor que comienza a sentirse más independiente probablemente no quiera abrazarse en estos momentos, así que asegúrale que estás allí para apoyarlo y enséñele a calmarse, por ejemplo, respirando profundamente, contando, distrayendo, escuchando canciones relajadas, tomando un vaso de agua ( es como se tranquiliza mi hija).

Muéstrate como un líder.

Los niños son a menudo desobedientes y se niegan a escuchar si creen que pueden salirse con la suya.

Formula una oración que le recuerde al niño que estás a cargo,  repítelo cuando se comporta mal.

Respeta las decisiones que tomas, de lo contrario creerá que tiene el control de la situación.

Recuerda que tu eres el padre y/o la madre, no un amigo, y que tu objetivo no es recibir su aprobación, sino mantenerlo sano y salvo y enseñarle a ser educado y responsable.

  • Para establecer el control, prueba algunas oraciones, como: “Yo soy el padre” o “Aquí mando”.
  • No desanimes tus pasos, independientemente del tipo de capricho. No cedas, incluso si tratas de manipularte (por ejemplo, contener la respiración).
  • Un niño mayor puede intentar desafiarte en estos casos.

Anímalo a participar en las discusiones sobre las decisiones sobre su vida y a descubrir cómo las diferentes soluciones pueden afectarlo. Recuerda que, básicamente, la decisión final depende de ti, pero prepárate para explicar cómo la tomaste para poder ver cuán responsable es el camino que te llevó a ciertas conclusiones.

PARTE 2 Reforzar positivamente los comportamientos correctos

¿Cómo castigar a un niño que se porta mal?

Anton Darius | @theSollers

Alabarlo.

A veces los niños se comportan mal porque saben que de esta manera pueden catalizar la atención de los demás, por lo que identificar, reconocer y apreciar cuando actúan bien, en lugar de reaccionar solo cuando están equivocados promoverá su autoestima, los alentará a comportarse correctamente y los disuadirá de tomar una conducta incorrecta.

Si te enfocas en cómo te sientes y cómo el comportamiento de tu hijo  afecta positivamente a los dos, aprenderá que actuar bien es tu recompensa.

  • Cuando estés [email protected] de la elección correcta que haya hecho, díselo.
  • [email protected] al alabarlo, resaltando el comportamiento que pretendes aprobar.
  • Sobre la base de su edad, agradésele por haber demostrado excelentes habilidades para escuchar, compartir o porque ha completado su tarea y algunos asuntos domésticos.
  • Compara el comportamiento pasado con los comportamientos actuales, centrándose en cómo puede mejorarlos. Establece metas realistas para un mayor progreso en el futuro.

Recompensale cuando se comporta bien. 

Como castigar un niño que se ha portado mal

 

Dale a tu hijo una pequeña recompensa para expresar tu gratitud, por ejemplo cuando te escucha, juega correctamente, te ayuda en casa y es un niño diligente.

Incluso una concesión puede usarse como recompensa, pero OJO evita la comida porque podría generar malos hábitos alimenticios.

No lo sobornes, otorgándole las recompensas por adelantado.

  • Algunos padres usan una tabla para colocar calcomanías para registrar los cambios positivos en los niños más pequeños.

Díle a tu hijo lo que esperas de él, para que pueda ganarse una pegatina y al final del día, organiza una reunión familiar para hablar sobre su comportamiento y qué lo llevó a ganar una pegatina (o no).

  • El sistema de puntos también puede funcionar: cuando adquiere un buen comportamiento, el niño gana puntos que se pueden convertir en entretenimiento o regalos, este método incluso puede hacer que recupere un privilegio perdido, como usar el videojuego o comprar tiempo para pasarlo con amigos.

Dale a tu hijo la oportunidad de tomar algunas decisiones.

 Los niños a menudo se comportan mal porque sienten que no tienen posibilidad de control.

Si le das a tu hijo el poder de tomar algunas decisiones pequeñas, sentirá que tiene más habilidades de gestión en sus manos y se comportará de manera más responsable.

  • Permite que elija entre leer un libro y colorear antes de la cena o ir a dormir, cuando es muy pequeño.
  • Déjalo elegir su ropa.
  • Dale la oportunidad de elegir juguetes para jugar en la bañera.
  • Pregúntale qué tipo de sándwich prefiere para el desayuno.
  • Cuando crezca, las decisiones pueden volverse un poco más importantes.

Permítele elegir la clase, si la escuela lo permite, o dale la oportunidad de decidir qué tipo de deporte o actividades extracurriculares hacer.

PARTE 3 Explica las consecuencias de los malos comportamientos

Allen Taylor

 

Aclara las expectativas y las consecuencias.

 Asegúrate que tu hijo sepa exactamente lo que esperas de él y lo que sucederá si rompe las reglas.

Trata de establecer medidas disciplinarias, si es necesario. Evita hacer amenazas exageradas o innecesarias, porque comprenderán que no se materializarán en ningún castigo.

Si sabe que puede salirse con la suya, continuará desafiándote e irá más allá de los límites que le impongas.

Enséñele de una manera coherente y lógica que sus acciones traen consecuencias. Explica la relación entre su comportamiento y los efectos que causa, diciendo, por ejemplo:

  • “Con este comportamiento, tendrás menos tiempo para gastar en los juegos”.
  • “Perdiste tu turno para jugar cuando le quitaste el juguete a ese otro niño”.
  • “Has decidido dejar de jugar cuando muerdes a tu amigo”.
  • “Si no recoges tus juguetes, no podrás jugar con ellos”.
  • “Si no eres honesto, pierdes nuestra confianza”.

Has que tu hijo aprenda de sus errores.

 Es natural que cada acción tenga consecuencias. En cualquier contexto, ya sea la escuela, la iglesia o la sociedad, se espera cierto comportamiento de los niños; por lo tanto, se verán obligados a aprender en su piel que no es solo la familia la que impone reglas sobre su comportamiento.

Por difícil que sea, es importante dar a los niños la oportunidad de cometer errores, a veces, para que aprendan a aceptar las lecciones que la vida les enseñará de vez en cuando.

  • En lugar de quedarte [email protected] hasta tarde para ayudarlo a hacer los deberes, déjalo tomar malas notas si va a la escuela sin preparación.
  • No le compres un juguete nuevo de inmediato, si un niño más pequeño ha roto uno propio a propósito, aprenderá lo que significa ser responsable de algo y cómo se siente perderlo.
  • Los niños deben aprender a ser respetuosos con los demás, así que no intervengas si tu hijo no ha sido invitado a una fiesta o evento porque se ha portado mal con sus amigos.

Mantener la calma 

El estrés y la frustración son sentimientos frecuentes en los padres, pero tu eres la persona más importante de la cual tu hijo es un ejemplo de su comportamiento.

Si reaccionas instintivamente cuando comete un error, también comprenderá que es aceptable ser temerario e impulsivo. Los niños son esponjas que absorben incluso las energías negativas.

  • Es mejor alejarse de una situación difícil y encontrar el momento para calmarse.

Al posponer un castigo, podrás reflexionar sabiamente sobre qué tipo de medida disciplinaria tomar y darle tiempo a tu hijo para que piense en lo que ha hecho. Aclara con él que debes calmarte y que discutirás el asunto tan pronto como te sientas [email protected]

  • ¡Olvídate de la idea de que tu hijo trata de hacerte enojar deliberadamente y recuerda que crecer es a menudo difícil y degradante!
  • Resiste la tentación de ser sarcá[email protected], amenazar o criticar. No le harás más que molestarlo más y este tipo de actitudes podrían afectar su autoestima a largo plazo. 
  • Explícale claramente cómo te afecta su comportamiento y por qué sus acciones te hieren o te hacen enojar.
  • Ten en cuenta los signos típicos de reacciones de ataque o de fuga, como palpitaciones, sudoración y agitación, pueden ocurrir cuando te sientes enojado, molesto o herido.
  • Practica diferentes técnicas de relajación y encuentra la que mejor se adapte a tus necesidades. La respiración profunda, las caminatas largas, la meditación y un baño relajante son excelentes maneras de calmarse.

Algunas personas piensan que hacer limpieza, entrenamiento y lectura en el hogar son otras formas excelentes de calmarse.

 

Revoca un privilegio o el uso de un juguete.

 Hazlo justo después de que se equivoca, para que entienda y relacione el mal comportamiento con el castigo.

Usa este sistema para enseñarle a tu hijo las consecuencias naturales y lógicas del comportamiento incorrecto, asociándolo con la prohibición de usar un juguete o disfrutar de un privilegio.

  • Los objetos, como los juguetes, funcionan mejor si el niño es pequeño, mientras que si es mayor, aprenderá más eficazmente ante la posibilidad de perder un privilegio o la libertad que se le otorga.
  • No te rindas y no termines el castigo antes de lo esperado, de lo contrario la próxima vez que lo sepas podrá manejar la situación.
  • Entre los privilegios que se pueden quitar, considera: mirar televisión, jugar juegos de computadora o videojuegos, jugar con amigos, ir al parque y fiestas o usar el scooter, si ya es un adolescente.

Evita el castigo físico.

 En muchos países, son castigados por la ley. Pueden afectar negativamente la relación padre-hijo y poner en peligro el desarrollo social regular del niño.

La mayoría de los expertos coinciden en que, aunque el uso de las manos tiene efectos inmediatos sobre el comportamiento, en realidad no nos enseña a distinguir entre lo que es correcto y lo que está mal. En lugar de darle al niño el poder de controlar sus emociones, el castigo corporal les enseña que la violencia física es una reacción aceptable a la ira y a situaciones adversas.

  • El castigo corporal puede generar un comportamiento agresivo.
  • No hay evidencia de que el uso de las manos en los niños sea un medio efectivo para desalentar comportamientos inapropiados en el futuro.
  • Los efectos negativos del castigo corporal pueden acompañar a los niños hasta la edad adulta en forma de problemas de salud mental y abuso de drogas OJO.

Si te ha sido útil la información comparte por favor.

 Si te has identificado con este tema tal vez te pueda interesar Niños que muerden, ¿Cómo actuar frente a ellos?

 

Fuentes:

  1. todaysparent
  2.  kidspot

39 Comments

  1. Viajando odvyrcl mayo 2, 2018 Reply
  2. Vanesa mayo 3, 2018 Reply
  3. Ruth mayo 3, 2018 Reply
  4. Belswan mayo 3, 2018 Reply
  5. Ali mayo 3, 2018 Reply
  6. Rita Gallech mayo 3, 2018 Reply
  7. mayte mendez mayo 3, 2018 Reply
  8. Los cuentos de mamá mayo 3, 2018 Reply
  9. Susana López mayo 4, 2018 Reply
  10. Jules Guerrero mayo 4, 2018 Reply
  11. Arien mayo 4, 2018 Reply
  12. Chanel No 14 mayo 4, 2018 Reply
  13. Maria ML mayo 4, 2018 Reply
  14. Beauty Tester mayo 5, 2018 Reply
  15. Cartera Joven mayo 5, 2018 Reply
  16. lala mayo 5, 2018 Reply
  17. Lorena mayo 5, 2018 Reply
  18. Kenny Acosta mayo 5, 2018 Reply
  19. Indira Gimeno mayo 5, 2018 Reply
  20. Marah mayo 5, 2018 Reply
  21. Urbanandmom mayo 6, 2018 Reply
  22. Carmen Bello mayo 7, 2018 Reply
  23. Masha mayo 7, 2018 Reply
  24. Gabby Sweetstyle mayo 7, 2018 Reply
  25. Sonia mayo 7, 2018 Reply
  26. Patricia Santamaría mayo 8, 2018 Reply
  27. La sonrisa de Rose mayo 8, 2018 Reply
  28. Rebecaml mayo 11, 2018 Reply
  29. ARGriman mayo 12, 2018 Reply
  30. Paula Alittlepieceofme mayo 12, 2018 Reply
  31. Los caprichos de Geral mayo 13, 2018 Reply
  32. Ana Meyling mayo 13, 2018 Reply
  33. zoraida.bloguer mayo 14, 2018 Reply

Add a Comment

Información básica sobre protección de datos
Responsable Compras baratas online
FinalidadRecopilamos los datos que se muestran en el formulario de comentarios, así como la dirección IP del visitante y la cadena de agentes de usuario del navegador para ayudar a la detección de spam. Una cadena anónima creada a partir de tu dirección de correo electrónico (también llamada hash) puede ser proporcionada al servicio de Gravatar para ver si la estás usando. La política de privacidad del servicio Gravatar está disponible aquí: https://automattic.com/privacy/. Después de la aprobación de tu comentario, la imagen de tu perfil es visible para el público en el contexto de su comentario.
Legitimación Consentimiento del usuario
Derechos Acceder a los comentarios de los usuarios, así como otros derechos, como se explica en la información adicional
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: https://www.comprasbaratasonline.net/politica-de-privacidad-3/