Lactancia Materna y Sexo

¿Por qué la lactancia afecta las relaciones sexuales?

El sexo es maravilloso y divertido, es una forma de demostrar amor hacía la pareja, produce placer y es gratis!.

Pero si acabas de tener un bebé y estas amamantando, muy seguramente es lo último en que quieres pensar.

lactancia y sexo

“La lactancia materna definitivamente paralizó mi libido, y tenía mucho que aprender sobre la lactancia materna y el sexo. No estaba preparada para todos los cambios, físicos y mentales. “Es una parte normal de nuestro ajuste luchar contra nuestras identidades sexuales durante este tiempo”, dice Anne Semans, coautora de Sexy Mamas (Inner Ocean Publishing, 2004). “La lactancia provoca todo tipo de inseguridades, problemas de control y excusas para no tener intimidad tanto para madres como para padres”. Pero no empieces a dormir en habitaciones separadas todavía. Tu vida sexual puede cambiar, pero está lejos de terminar. Sigue leyendo para encontrar maneras de adaptar tu vida sexual a tu nuevo cuerpo y a tu nuevo papel como madre.

Primero que todo, los padres deben estar bien informados y de acuerdo a estudios hechos en la anatomía del seno y la fisiología de la lactancia materna:

  1. Los pezones de una mujer que amamanta pueden ser sensibles durante el acto de amamantar, sin embargo, tocar o estimular los senos por parte de su pareja no necesariamente evocan el deseo sexual habitual o una respuesta sexual. Por lo tanto, durante la lactancia, los senos pueden no ser un sitio primario de respuesta sexual.
  2.  
    Cuando una mujer está lactando, puede tener un reflejo de eyección de la leche cuando experimenta el orgasmo. Esta respuesta depende del momento del encuentro sexual, la experiencia de amamantamiento de la madre y la edad del bebé.
  3.  Cuando una mujer está lactando, hay poca o ninguna lubricación vaginal cuando se excita sexualmente.
  4. Fisiológicamente, el útero de la madre que amamanta vuelve a su tamaño original más rápido después de un parto vaginal y por cesárea porque este órgano se contrae durante la lactancia debido a la mayor presencia de oxitocina. El regreso del período menstrual generalmente se retrasa en la madre que amamanta exclusivamente, aunque la ovulación puede no ser necesariamente suprimida. Además, una multipara puede tener un aumento de los dolores después de la lactancia.

Mi cuerpo es extraño

Durante la lactancia, la madre experimentará una sensación de bienestar y satisfacción. Las consecuencias del cambio hormonal son que cada vez que una mujer amamanta, obtiene un gran placer de la experiencia y el contacto con su bebé. Como resultado, todas o una gran parte de sus necesidades de afecto se satisfacen a través de la lactancia, incluso si solo está amamantando parcialmente. Esto es saludable y normal. Sin embargo, uno de los resultados es que la mujer que amamanta probablemente tendrá una menor necesidad de buscar a su pareja por placer y afecto.

Unos días después del parto, sus senos se llenan tanto de leche, y no solo les duele a menudo, sino que también se ven bastante extraños.

Para aumentar la incomodidad, durante los primeros meses de la lactancia, sus hormonas estarán en un alboroto y sus pezones tendrán tanta acción que probablemente les piquen. Incluso si tuviera algún deseo de ser acariciado, es probable que sus senos pierdan leche cuando su esposo lo toque.

Esta combinación plantea un dilema sexual irritante. Aquí tienes un busto deliciosamente atractivo, sin interés en que tu esposo lo toque.

Pero, entonces, ¿cómo haces el amor con un cuerpo completamente nuevo? Hasta que tus senos se ajusten a la lactancia, “está perfectamente bien ofrecer a tu esposo una regla de ‘mirar pero no tocar'”, sugiere Semans. Algunas parejas incluso encuentran que poner los senos fuera de los límites conduce a nuevas emociones eróticas. Por ejemplo, intente hacer el amor sentado a horcajadas sobre él mientras aprovecha la vista. O aliéntelo a masturbarse mientras mira sus pechos desnudos.

Para superar la sequedad vaginal, ten a mano un tubo de lubricante, y puedes reducir los baños de leche si haces el amor cuando tus senos están menos llenos después de amamantar o bombear. Las parejas que se sienten cómodas con la lactancia incluso pueden encontrar formas creativas de incorporar la leche materna en el acto sexual, tal vez ayudándoles a extraerse leche manualmente para evitar fugas, o usar la leche para una lubricación adicional cuando la vagina esté seca.

Claro todo esto es posible si tus nuevas obligaciones y responsabilidades te lo permiten, o si tu misma buscas la oportunidad, la clave aquí es, la comunicación de la pareja para que no haya malos entendidos

De todos modos conforme van pasando los meses, la lactancia ya no está tan controlada por las hormonas y el deseo sexual se va recuperando, claro, cada mujer a su ritmo.

Emociones Encontradas Durante la Lactancia

sexo y lactancia materna

Más allá de las incomodidades físicas, muchas parejas deben luchar aún más para superar los obstáculos emocionales provocados por la lactancia.

“Siempre pensé en mis senos como una parte estéticamente agradable de mi cuerpo”, admite Angelica Farnham de Brooklyn, Nueva York, cuya hija tiene ahora 6 meses. “Pero cuando comencé a amamantar, me encontré manipulándolos tanto que parecían menos una fuente de placer que un enorme par de grifos que necesitaban mantenimiento constante. Mi esposo quería tocar mis senos pero yo no quería que lo hiciera de creer que el pensara que eran horripilantes “.

En el otro extremo del espectro emocional, puede que amen tus senos nuevos y la sensualidad de la lactancia, pero te preocupa que tus sentimientos sean inapropiados. Relajarse. “Es absolutamente normal. Después de todo, esta es una parte erógena de tu cuerpo”, señala Semans.

Luego hay mujeres que se molestan si sus maridos quieren chupar sus pezones. Algunas temen transmitir gérmenes de marido a bebé; otras tienen problemas para conciliar que sus senos son eróticos y funcionales. “Pensé que todos los cambios en el cuerpo de mi esposa durante la lactancia fueron realmente geniales”, dice Duke Evans de Washington, DC, “y realmente me encantó verla amamantar. Incluso quise probar la leche materna de mi esposa, pero ella no me lo permitió.”

Si tu pareja se deleita, erótica o no, al verte amamantar, trata de aceptar su alegría, o incluso alégrate con el si puedes. “Si no hay estos pequeños cambios en el acto sexual, hacer el amor pierde algunas de las diferencias interesantes que ofrece la naturaleza”, dice Carol Huotari, gerente del Centro de información sobre la lactancia materna en La Leche League.

Esa es una manera positiva de ver las cosas, pero es más fácil decirlo que hacerlo. Con tanta atención y energía, para mencionar el flujo de leche hacia esta nueva persona diminuta en tu vida, puedes comenzar a sentirte resentida; Si nutrir al bebé es exclusivamente tu trabajo, ¿cómo puedes satisfacer todas las necesidades de tu marido y aún sentirte vagamente humana? Estos sentimientos pueden conducir a un enfrentamiento sexual que puede parecer insuperable. “Todo lo que quería eran cinco minutos en los que alguien no necesitara algo de mí”, dice Mulroney, que amamantó a su hijo, que ahora tiene 2 años, durante 9 meses.

Sin mencionar el hecho de que podrías estar cansada de que te toquen. “Puedes sentir que tu cuerpo no te pertenece en absoluto”, explica Margaret Howard, PhD, directora del Hospital del Día de Trastornos Posparto en Women & Infants Hospital en Providence, Rhode Island. “Has abandonado por completo tu cuerpo para tu bebé y no quieres hacerlo nuevamente para tu esposo”.

Libros Recomendados

 

Involucrar a los interesados

lactancia materna y sexo

Entonces, ¿cómo puedes ir hacia la intimidad sexual ahora que estás amamantando? El apoyo -de amigos, parientes o un grupo de enfermería en el hospital local- es clave, al igual que mantener a tu esposo en el circuito emocional al explicar cómo se siente.

“Lo más importante que pueden hacer es poner sus cartas sobre la mesa”, dice Semans. Si revelas todas tus inseguridades, como sentirte culpable por estar caliente en la cama con un bebé en la casa, o triste porque no sientes los mismos deseos sexuales que alguna vez tuviste, puedes descubrir que tu pareja está tan estresada por su nuevo papel aterrador como papá y proveedor.  “tu esposo quiere estar cerca de ti, y tu bebé lo hará mejor si los dos mantienen una profunda sensación de intimidad”, agrega Huotari. Cómo manejar estos conflictos ahora puede definir su futura relación, como amantes y como padres.

Piensa con firmeza en lo que necesitas y escucha igual de duro cuando tu esposo habla sobre sus propias expectativas y vulnerabilidades. El objetivo no es juzgar los sentimientos de tu pareja, o juzgar a los tuyos, sino que cada uno de ustedes exprese sus necesidades y tratar de encontrarlos lo más generosamente posible. Ya sea que desee dormir la siesta, ayudar con los platos o pasar la noche en el cine con tus amigas, dile a tu marido que le gustaría que él intervenga. Cuidar de ti misma es el primer paso para volver a sentirte sexual y amarlo a él.

Anima a tu esposo a expresar sus deseos también. Si quiere sexo desesperadamente pero estás casi en coma en el momento en que la cabeza golpea esa almohada, encuentra una posición que le agrade sin afectar tu energía. Él apreciará que respetes sus necesidades sexuales tanto como lo aprecias respetando las tuyas. O si lo que más extraña de su pareja es su atención total durante la cena, empieza a hacer arreglos con los asistentes para las noches regulares lejos del bebé. Involucra a tu esposo tanto como sea posible en el cuidado del bebé, “y sé generosa con los elogios cuando tu esposo te ayude”, dice Huotari. De esa forma, ganará confianza en sí mismo como padre y se unirá más al bebé.

¿Hay algo positivo en todo este arduo trabajo? Tu apostaste Porque hacer el amor como madre lactante exige que ustedes dos coordinen sus necesidades y hablen sobre temas difíciles como la sensualidad, las responsabilidades de crianza y las exigencias de tiempo, “esto puede llevar su relación a un nivel diferente y más profundo”, dice Howard, “mezclando erotismo con el tipo más profundo de amor “.

Tal vez te interese leer nuestro post acerca de las enfermedades de transmisión sexual durante el embarazo

 

21 Comments

  1. Jacke marzo 22, 2018 Reply
  2. Mary marzo 22, 2018 Reply
  3. Tricia Ross marzo 23, 2018 Reply
  4. Julia marzo 23, 2018 Reply
  5. lala marzo 23, 2018 Reply
  6. Mireia (in-visual) marzo 23, 2018 Reply
  7. Ely Tichermummy marzo 23, 2018 Reply
  8. Lorena marzo 24, 2018 Reply
  9. Omayra Montes marzo 24, 2018 Reply
  10. Ana Sofia marzo 24, 2018 Reply
  11. María Sánchez Fabián marzo 25, 2018 Reply
  12. Mel marzo 26, 2018 Reply
  13. Jessy Zavala marzo 26, 2018 Reply
  14. Vanesa marzo 26, 2018 Reply
  15. las pruebas de laura abril 2, 2018 Reply
  16. resi abril 3, 2018 Reply
  17. ARGriman abril 4, 2018 Reply
  18. Laura Martínez abril 5, 2018 Reply

Add a Comment

Información básica sobre protección de datos
Responsable Compras baratas online
FinalidadRecopilamos los datos que se muestran en el formulario de comentarios, así como la dirección IP del visitante y la cadena de agentes de usuario del navegador para ayudar a la detección de spam. Una cadena anónima creada a partir de tu dirección de correo electrónico (también llamada hash) puede ser proporcionada al servicio de Gravatar para ver si la estás usando. La política de privacidad del servicio Gravatar está disponible aquí: https://automattic.com/privacy/. Después de la aprobación de tu comentario, la imagen de tu perfil es visible para el público en el contexto de su comentario.
Legitimación Consentimiento del usuario
Derechos Acceder a los comentarios de los usuarios, así como otros derechos, como se explica en la información adicional
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: https://www.comprasbaratasonline.net/politica-de-privacidad-3/